¿Cómo se determinan los tiempos de entrega de productos y qué consecuencias conllevan si no se cumplen?

Calcular el tiempo de entrega de un producto es una de esas labores que en un principio podría parecer muy complicada o simplemente no cruzarte por la mente la importancia de comprender sus variables, pero realmente es necesario entender la lógica que hay detrás de estos plazos de tiempo, así como lo que conlleva no respetarlos.

Primero, hay que señalar que una fecha estimada de entrega (o rango de fechas) se enumera por medio de días en un calendario, aún cuando el período de tiempo sea semanal o mensual, y que por lo general, las compañías de paquetería realizan sus acuerdos solamente en días hábiles (es decir, sábado y domingo no cuentan para el tiempo de traslado), por lo que debemos recalcular estos datos pasándolos a días en calendario.

El cálculo de la entrega se realiza tomando la fecha de envío estimada y añadiendo el tiempo de traslado del producto, es decir, lo que éste tarda en llegar hasta su destino, pero además, es vital tomar en cuenta el número de inventario de tus productos para que puedas evitar un escenario de falta de existencias, en este plazo de tiempo debes de prever todos los posibles elementos de demora en la llegada de dichos productos, cómo podría ser que el cliente final viva en un área que experimente un retraso del servicio por mal tiempo, desastres naturales u otros eventos no programados.

Toma en cuenta los días en que realizas tus reórdenes, por ejemplo si realizas la reorden cada tercer día, pero tu proveedor demora 4 días en entregarte el producto, sería un error calcular el tiempo de entrega a su destinatario final en ese mismo plazo de 4 días, pues no estaríamos tomando en cuenta los 3 días de demora hasta la próxima reorden, de este modo el cálculo correcto sería más bien de 4+3 = 7 días.

Otros valores que podrían afectar el tiempo de entrega son: el método de envío elegido por el cliente, el empaquetado del producto, así como la hora en que se realizó el pedido. Es importante aclarar a los clientes que los tiempos son un promedio basado en el tamaño del pedido, ya que los pedidos grandes pueden tardar un poco más de tiempo del indicado.

Como ves, hay muchas variables en juego a la hora de realizar nuestras estimaciones en el correcto cálculo del tiempo de entrega. Sé claro muy en las políticas de compra y envío, con la finalidad de evitar inconformidades o malos entendidos por parte de tus clientes a la hora de la recepción de los productos.

Conoce nuestros servicios de importación y exportación.

Recommended Posts